Cómo preparar platos divertidos para niños

Lo que nos gusta a nosotras inspiraros en el día a día y daros pequeños consejos para que lo cotidiano sea más molón. En esta ocasión nos hemos ido lejos a buscar esa inspiración, nada menos que a Polonia. Bueno…nuestra colaboradora de hoy nos ha ayudado mucho. Os presentamos a Agata, una guapísima polaca (Lady Agat, quedaros con ese nombre porque pronto será una influencer de moda :)) que sabe mejor que nadie las rutinas de los más peques. Ha sido babysiter durante más de tres años y es tía molona, por supuesto. En este post nos va a hablar de cómo preparar platos divertidos para niños, convertir un sandwich cualquiera en una auténtica obra de arte…

Sandwhich divertido

La gastronomía polaca es muy diferente a la de España, pero si se trata de niños las cosas cambian. En general allí cocinamos platos parecidos y los peques empiezan a tomar prácticamente los mismos alimentos, pero en Polonia es costumbre presentar los platos de forma divertida. Os voy a hablar de dos ejemplos muy cotidianos con los que se pueden hacer cosas muy chulas.

  • El sandwhich artístico. Cuando a los peques les salen los primeros dientes y ya pueden masticar, las mamis polacas dejan volar su imaginación haciendo sandwhiches de lo más originales. Los ingredientes son sencillos: pan de molde, jamón york, queso fresco y huevo cocido. Según van siendo más mayores, se añaden otros embutidos, lechuga, pepinillos, aceitunas, salchicas e incluso ketchup o mayonesa. Así los niños toman más variedad de alimentos, pero no les cuesta porque se divierten comiendo.

Sandwhich dominóSandwich mariposa

  • Hamburguesas sin pan. Es un plato que se prepara mucho a partir de los tres años y da mucho juego para hacer, por ejemplo, figuras de animales (siempre se quedan con la boca abierta). Colocamos unas hamburguesas como base (también se puede hacer con filetes de pollo o pesaco) y encima ponemos queso, tomate, lechuga y verduras al gusto (pepino, zanahoria, pimientos…). Creedme cuando os digo  dejan el plato reluciente.

Hamburguesa gato

Servir así la comida lleva un poco más de tiempo, pero merece la pena invertir unos minutos más. La vista juega un papel muy importante a la hora de comer, un momento que para muchos niños es aburrido porque tienen que estar quietos y sentados. Si les entra por los ojos y les asombra, su actitud va a ser más positiva y van a comer mejor. Es más pueden participar en la preparación (motivación extra).

Así que ya sabéis… dejad volar vuestra imaginación.

¡Hasta MAraMA!

3 comentarios Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *