Niños y pescado, ¿desastre asegurado?

Si en vuestra casa el pescado es el plato estrella e incluso el preferido de los más pequeños… este post se autodestruirá en 3,2,1… Para el resto del común de los mortales (lease sufridos padres que saben que niños y pescado suele ser un desastre asegurado y predican los beneficios de este alimento sin tener demasiado éxito), hoy estáis de suerte. Vamos a demostrar que la combinación niños y pescado, no tiene por qué acabar mal.

Os traemos una de esas recetas que triunfan. No porque sea un plato de alta cocina, con una elaboración digna de grandes cocineros. Triunfa porque es una receta para el día a día, de esas de la que es fácil escuhar “está de muerte y además se hace en un periquete”. Los niños, los comensales más exigentes que existen (después del jurado de Master Chef) dejarán el plato reluciente. Los mayores también.

Antes de meternos en harina, un poco de teoría (poco, prometido) para argumentar que el pescado tiene que ser un básico en cualquier dieta. El pescado blanco aporta calcio, hierro, yodo y vitaminas (A, B1, D y E) y el azul es además fuente de ácidos grasos omega-3. Y un último apunte: los médicos recomiendan no dar pescado azul a los niños antes de los 18 meses y el blanco hasta el año. Es un alimento clave para el desarrollo de los más pequeños.

Ahora sí, vamos a ello.

Ingredientes:

  • 1 pescadilla abierta a la mitad (también podéis usar merluza)
    Tomate frito (al gusto)
    Mayonesa (al gusto)
    Crujiente de pan (una opción es el cracker de Santa Rita)
    Sal y pimienta

Preparación:

  • En la base de una fuente apta para horno, extender el tomate frito.
    Salpimentar el pescado y colocarlo en la fuente, encima de la capa de tomate.
    Echar sobre la pescadilla la mayonesa y a continuación el crujiente de pan. Tiene que quedar bien cubierto.
    SONY DSC
  • Introducir al horno a 180-200 grados durante aproximadamente 30 minutos (cuando veas que el crujiente está dorado, nada )

Chim pún. Así de fácil, rápido y rico. Esperamos que pongáis en práctica esta receta que os sacará de un apuro en más de una ocasión. Palabrita de cocinillas.

SONY DSC

¡Hasta MAraMA!

Elena

4 comentarios Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *