Preparar la bolsa para el hospital de la mamá

Si el otro día os hablábamos de la bolsa para el hospital del bebé… ¡hoy toca la bolsa para el hospital de la mamá! En este post vamos a tratar de elaborar la lista definitiva de las cosas que no pueden faltar en este equipaje tan especial. Eso sí, como os comentábamos, estos imprescindibles pueden variar en función de si dais a luz en un centro público o privado. ¡Dentro post!

Menos es más, también en la bolsa para el hospital de la mamá

Lo primero que tenemos que elegir es la bolsa en la que vamos a llevar nuestras cosas. Como todo en esta vida, menos es más. Así que quedan excluidas maletas y bolsas enormes que nos inciten a llenarlas de cosas y que luego nuestras parejas tengan que arrastrar por todo el hospital.

 

Bolsa para el hospital de la mamá
Definición gráfica de lo que debemos evitar

Lo mejor es escoger una bolsa de mano o una maleta en la que meter lo justo y necesario. Además, tened en cuenta que la estancia se alargará como mucho 4 o 5 días en caso de cesárea y que si nos hace falta algo, algún familiar podrá ir a por ello. En mi caso, me he decantado por esta bolsa que es la misma que llevó mi madre para mi hermana y para mí.

Bolsa para el hospital de la mamá

Otras buenas opciones pueden ser una bolsa de deporte de tamaño medio o una maleta de cabina.

Lo que no puede faltar en la bolsa para el hospital de la mamá

Una vez elegida la bolsa, vamos a ver las cosas imprescindibles.

  • Camisones: como pasa con los bodies de los bebés, en los hospitales públicos los facilitan. No obstante, siempre te sientes más a gusto con tu propia ropa. Yo llevo tres camisones. Ninguno es específico de lactancia ni de maternidad. Lo que he tenido en cuenta es que tuviesen botones hasta más abajo del pecho, fuesen de manga corta y de algodón y que no fuesen demasiado cortos (para estar más cómoda, sobre todo con los “momentos visita”). Es mejor el camisón que el pijama, porque facilita las revisiones que tenga que hacerte el personal sanitario.

Bolsa para el hospital_ camisones 1

  • Bata: también me parece muy útil. Al final va a ser tu uniforme durante 3 o 4 días, así que con una bata parece que estás un poco más vestida y tapada (sobre todo teniendo en cuenta que puedes manchar el camisón en cualquier momento). Yo finalmente llevo dos, porque en las rebajas encontré un chollazo en Woman Secret y no me pude resistir. :)

Bolsa para el hospital_batas

  • Braguitas de algodón: bueno digo braguitas cuando en realidad son “bragazas”. Es decir, no de cuello vuelto, pero casi. Lo recomendable es que sean un poquito más altas de lo habitual y queden cerca del ombligo. ¿La razón? Por si te hacen cesárea que no te pille justo en la cicatriz. Lo mejor es que sean de 100% algodón. Yo he comprado un pack en el que vienen varias (en total llevo cuatro) y además he metido alguna desechable, por si acaso. La ropa interior la llevo en un neceser a juego con la bolsa.

bolsa para el hospital_braguitas

  • Sujetador de lactancia: en caso de que sea vuestra elección y podáis dar el pecho, es importante llevar al menos uno. Yo he metido uno en la bolsa y el otro lo llevaré puesto. Tampoco está de más incluir unos discos de lactancia desechables.
  • Zapatillas y chanclas: ambas, unas para estar en la habitación y otras para la ducha (esto depende lo escrupulosas que seáis o no, pero me parece buena opción).

Bolsa para el hospital mamá_zapatillas

Bolsa para el hospital_ chanclas

  • Calcetines: al menos un par y que sean gorditos, sobre todo, si tienes en mente ponerte la epidural, ya que dicen que puede dar frío.

Bolsa para el hospital calcetines

  • Documentos importantes: los papeles del embarazo (yo voy a llevar todos los informes y pruebas, pero con los del tercer trimestre en principio es suficiente), DNI, tarjeta sanitaria y libro de familia (importante porque en muchos hospitales públicos ya se puede hacer allí el registro).
  • Ropa para el día de la salida: igual que llevamos un modelito para que nuestro bebé salga del hospital hecho un pincel, es importante que nosotras también nos cuidemos. Así que, aunque no te parezca importante, lo es. Escoge algo con lo que te sientas cómoda y favorecida.

Y por último, pero no menos importante, el neceser

Sin duda es uno de los básicos de la bolsa para el hospital de la mamá. Lo mejor es tirar de muestras o formatos pequeños para que abulten lo menos posible. ¿Qué no puede faltar en el neceser?

  • Cepillo de dientes y dentífrico.
  • Gel y champú.
  • Desodorante.
  • Compresas tocológicas de algodón. En los hospitales públicos te las dan, pero yo aún así he incluido un par de ellas.
  • Cepillo y coletero.
  • Purelán de Meleda. Según me ha recomendado una amiga, un imprescindible para posibles grietas y heridas que puedan salir en los pezones.
  • Bálsamo labial. Los labios se resecan bastante con el calor del hospital.
  • Crema hidratante para cuerpo y cara.

Neceser para el hospital

Neceser para el hospital_1

 

Neceser_compresas tocológicas

Yo también llevo otro neceser más pequeño con cositas de maquillaje y toallitas desmaquillantes. No es ni mucho menos necesario, pero si me encuentro con fuerzas y ganas, sé que me voy a sentir mejor. Además, para el día de la salida sí que me gustaría verme un poco más favorecida. Llevo una bb cream, máscara de pestañas, corrector, colorete y un lápiz negro. He elegido productos ecológicos.

Otras cosas a tener en cuenta…

Algunos extras que pueden resultar útiles son:

  • Bolsa de plástico para ir guardando la ropa sucia.
  • Un abanico. Es un consejo que me dio una chica en las clases de preparación al parto y es que entre el calor del hospital y los sofocos propios del momento, puede ser un gran aliado.
  • Muda y lo básico de aseo para el papá o la persona que os vaya a acompañar. Parece una tontería, pero no sabemos cuánto tiempo durará el parto y cuándo podrá volver a casa a cambiarse. Eso sí, yo esto lo llevaré en otra bolsa (la mía no da para más).
  • Acuérdate de quitarte anillos, pendientes y otras joyitas que suelas llevar.
  • Llevar las uñas desmaquilladas. Las matronas hacen mucho hincapié en este tema. Sobre todo, si llevas manicura permanente, tenlo muy en cuenta y ve al centro de estética unas semanas antes de que llegue el gran día.

Esperamos que este post para preparar la bolsa para el hospital de la mamá os haya resultado útil. Por supuesto, si detectáis que se ha quedado algo en el tintero, dejádnoslo en comentarios. Porque para una mami primeriza cualquier información útil es bienvenida.

Nos leemos pronto y ¡hasta MAraMA!

2 comentarios Añade el tuyo
  1. Por mi experiencia (tengo la parejita) recomiendo zapatillas oscuras o cuyo estampado sea “sufrido”. Con la mayor llevé unas blancas monisimas que con el paso de los días en el hospital acabaron negras y totalmente inservibles al llegar a casa.
    Me fue muy bien utilizar braguitas desechables. Los primeros días se mancha mucho y son muy cómodas (las de tela hay que lavar y luego no se tiene demasiado tiempo).
    Espero que vaya todo muy bien!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *