Escuela infantil: nuestra experiencia con un bebé de 6 meses

Me hubiese encantado no tener que llevar a mi peque a la escuela infantil (y menos tan bebé). Lamentablemente, aquí en España las bajas por maternidad no son una maravilla (y eso que yo tuve “suerte” y, juntando todos los días que pude, estuve con él  hasta los 5 meses). Así que hay veces que no queda otra opción. Dicho lo cual, creo sinceramente que fue peor pensarlo que pasarlo, porque después de su primer curso, puede deciros que ha sido una experiencia muy satisfactoria. ¡Dentro post!

Escuela infantil: ¿es peor pensarlo que pasarlo?

Sinceramente, creo que sí. Como os he dicho, ojalá no hubiese tenido que llevarle tan pequeño, pero la experiencia ha sido muy positiva. Al ser tan bebé, llevan mejor el proceso de adaptación y la separación no es tan traumática (aunque lo noten). Mi chiquitín empezó la escuela infantil a los 6 meses, justo en septiembre. Nos pasamos todo el verano pensando en qué tipo de actividades harían con él. Tenemos dos primas que son educadoras y nos tranquilizaron al explicarnos un poco la rutina que suelen seguir con los bebés de cuna.

Escuela infantil_ primer día
Aquí mi chiquitín el primer día de escuela infantil, en la foto mítica mañanera que marca los días importantes.

¿Qué rutina siguen en la escuela?

Como es obvio además de dormir y comer, empiezan a trabajar con ellos la motricidad gruesa. Mientras son muy bebés, suelen estar en la cuna o en hamacas. Cuando ya se mantienen sentados, les ponen a ratitos en colchonetas para empezar a estimularles con algunas actividades, que van variando según van creciendo. Mi peque ha traído manualidades casi desde el principio. Hay que tener en cuenta que cuando entran tan bebés, ese curso cambian muchísimo. El mío empezó en cuna y terminó andando y muy espabilado.

En cualquier caso, tranquiliza mucho que te informen de cómo ha ido el día. Por ejemplo, en nuestra escuela infantil todos los días nos cuentan qué tal ha comido, cuántas siestas ha echado y cuánto han durado, si ha hecho caca o no y si ha habido suerte cómo ha sido la caca (de verdad de la buena)…

Escuela infantil_cuaderno
Ejemplo del informe diario. Creo que fueron las fotos que más nos enviamos mi maridín y yo los primero días de escuela infantil.

En definitiva, ellos cogen su rutina y empiezan a sentirse cómodos en ese entorno. Incluso puede que cuando terminen el curso les pase como al mío, que aplaudía cada mañana en la puerta de la escuela y entraba feliz (ni le decía adiós al papá). Eso sí, las tardes estaba muchísimo más demandante, como es lógico, después de 8 horas sin vernos.

“Es muy pequeño, se va a poner malo constantemente”

¡Cuántas veces me habrán dicho esta frase! (por cierto, no ayuda nada. Bastante congoja tenemos ya los padres para que encima nos saquen a relucir eso). Pues tengo que decir, que no estoy de acuerdo. Los bebés se ponen malos, pero también los niños de 2 años, porque como os imaginaréis, en una escuela infantil, los virus van y vienen. Aunque tengas más papeletas de que puedan ponerse enfermos, también es cuestión de suerte, como en nuestro caso.

Ha estado pachucho (de tener que faltar) un par de veces (eso sí, ha encadenado una semana entera ambas veces) y en otras ocasiones le ha pillado en fin de semana. Ha sido muy fuerte y niños más mayores que él se han caído más veces.

Buscar una buena escuela infantil

Si sabes que tendrás que lleva a tu peque desde bebé, podéis empezar a buscar escuela mucho antes de que nazca (nosotros empezamos a buscarla hacia la mitad del embarazo). Siempre es bueno visitar las instalaciones, conocer su programa educativo, saber cuántas educadoras hay e incluso conocerlas. Es importante comparar diferentes opciones y dejarse guiar por recomendaciones y por el instinto de padres.  Ten en cuenta que en abril se suele abrir plazo para inscripciones y para solicitar ayudas, como la del cheque guardería.

Proceso de adaptación

En nuestro caso, no lo pudimos hacer, ya que él empezó la escuela infantil en septiembre y los dos estábamos trabajando (yo me había incorporado a finales de julio). Es otra cosa que me quitaba el sueño (8 horas del tirón separado de nosotros), pero tengo que decir que no fue para nada mal. Al ser tan chiquitín, no tiene noción del tiempo.

Alimentación en la escuela infantil

Si estás dando el pecho y quieres llevar tu leche, consúltalo con la escuela, pero en principio no debería de haber ningún problema. En mi caso, aunque seguía con pecho, inicié la lactancia mixta (no me daba tiempo a extraerme leche todos los días), pero sé de mamás que llevaban los bibes con su leche. En la escuela lo metían rápidamente en la nevera y les daban el bibe cuando lo demandaban. Creo que lo mejor es llevar varios, de menos cantidad porque si no se toman todo, no se desperdicia leche.Si quieren más, siempre les pueden calentar otro.

Cuando se comienza con los sólidos  hay que hablar con la escuela. En nuestro caso, hasta el año, teníamos que llevar nosotros la comida (según nos comentaron no siempre había uniformidad en el criterio a la hora de introducir los alimentos). Después del año, ya comía en el comedor y se han adaptado perfectamente a las necesidades especiales de nuestro chiquitín, que es intolerante a la proteína de la leche de vaca.

escuela infantil reencuentro
El mejor momento: el reencuentro. Él según salía por la puerta ya estaba pidiendo tetita. De hecho dijo antes “teta” que “mamá”. Así es la vida, oiga.

¿Qué hay que llevar?

Esto depende mucho del centro, pero os voy a detallar lo que nos piden a nosotros. Lo que seguro que es común en todos, es la importancia de que todo vaya marcado con nombre para evitar que se pierdan o se intecambien sin querer las cosas.

  • Mochila: imprescindible. Yo compré un modelo de mini batman y la encargué personalizada con su nombre. Es bonita, práctica y cómoda.
  • Muda: en nuestra escuela hasta el año no es obligatorio el uniforme (es un chándal de algodón muy cómodo), así que al principio le llevaba de repuesto un body, un pantalón, una camiseta y calcetines (muy importante evitar petos, mejor conjuntos de dos piezas). Desde que lleva uniforme, le llevo un juego completo. Todo esto va metido en una bolsa de tela de Tutete, también personalizada con su nombre y de tutete.
  • Bolsa para la ropa sucia: Yo le llevo una de tela, para evitar plásticos.
  • Libreta o agenda: como os he comentado, para que nos den el parte del día.
  • Paquete de pañuelos de papel: cada semana.
  • Pañales, toallitas y crema de pañal: se pide el primer día de curso y luego te lo van solicitando según se va gastando. Como opcional, también se puede llevar colonia y peine.
  • Leche, cereales y biberón: al empezar la escuela infantil a los 6 meses lo llevamos desde el principio y, después como desayuna allí y por su intolerancia (tiene que tomar una leche especial) lo seguimos llevando.
  • Chupete: esto es un privilegio de los más pequeños. Creo que en este curso ya no le dejarán llevarlo. Yo los compré ya personalizados e incluí una cadena para sujetarlo.
  • Fotocopia del libro de vacunas  y de la tarjeta sanitaria: de las cosas más importantes. Hay que recordar llevar una copia actualizada de la cartilla de vacunas según le van poniendo más.
  • Datos de personas autorizadas: os pedirán tres personas más de contacto y sus datos, aparte de los papás. El motivo es por si un día no podéis ir a recogerlos (hay que avisarlo con antelación y especificar quién pasará a por el peque) o por si no os localizarn por teléfono.
Escuela infantil
Este año llevará la misma mochila y en vez de libreta, una agenda. Más fácil para las profes que no tienen que escribir la fecha cada día.

Escuela infantil: ¿sí o no?

Para mí un sí rotundo. Una vez que cogimos todos la rutina, él y nosotros, todo fue como la seda. Sabíamos que si no éramos nosotros los que no podíamos cuidarle y quedarnos con él en casa, queríamos que fuese a una escuela infantil. Ha disfrutado mucho este curso y nosotros hemos estado tranquilos y felices de verle tan bien y de comprobar que le trataban con muchísimo cariño y paciencia (visto con estos ojitos).

Escuela infantil_ manualidades
Posando con una de las manualidades que hizo en la escuela por Halloween (el completo perfecto para el look hogareño). En cada época del año tratan una temática.

Espero que os sirva esta experiencia y si vuestros retoños están a punto de empezar la escuela infantil, ánimo, al final todo suele ser más fácil de lo que nos lo imaginamos.

Me encantaría leer vuestras experiencias y opiniones.

 

¡Hasta MAraMA!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *