Cómo organizar la nevera

Tener todo organizado y ordenado hace la vida más fácil y ahorra tiempo y espacio. Hoy os hablo de cómo organizar la nevera, para saber qué sitio es el mejor para guardar cada alimento. ¡Dentro post!

Cómo organizar la nevera: empezar por lo básico

Antes de organizar la nevera…

  • Es fundamental limpiarla muy bien y hacerlo cada cierto tiempo. En nuestro caso, la limpiamos a fondo una vez al mes. Cada vez que hacemos compra (es decir, todas las semanas) aprovechamos para darle un pequeño repaso. Siempre es más fácil limpiar sobre limpio. :)
  • Es importante tenerla a la temperatura adecuada. Lo ideal es que la nevera esté como máximo a 4ºC. El congelado tiene que estar a -18ºC.
  • Es recomendable  que en el fondo estén los productos más nuevos. Antes de guardar la compra, saca todo lo que haya en la nevera y coloca primero lo más reciente, para dejar a la vista lo más antiguo. Así te aseguras de que nada se eche a perder. Cuando haya algo empezado (una cebolla o un pimiento, por ejemplo), ponlo en una zona más visible para consumirlo antes que otros que estén sin empezar.

Las baldas superiores y la puerta, para las cosas que requieren menos frío

Para saber cómo organizar la nevera correctamente, es importante conocer la temperatura de cada zona. Los estantes más altos suelen ser los menos fríos, por lo que son adecuados para colocar la fruta y la verdura que necesite refrigeración (aunque en invierno lo solemos tener en el frutero) o los productos que compramos ya preparados y listos para su consumo (el humus, guacamole…). En este vídeo de la OCU se explica muy bien.

Cómo organizar la nevera

En la balda que está justo debajo, guardamos las bebidas, que tampoco requieren de temperaturas muy bajas.

IMG_20200610_173852-01

La puerta es otra de las zonas menos frías. Aquí almacenamos el chocolate, los huevos, las salsas, los vinos que utilizamos para cocinar y el agua.

IMG_20200610_173945-01

En la zona media, los lácteos

El estante central está reservado a los lácteos: yogures, quesos, mantequilla y la leche. Sí, has leído bien, la leche incluida. Muchas veces se coloca en la puerta, pero no es el lugar más adeucado, ya que en esa zona el cambio de temperatura es más habitual.

Nosotros también guardamos en esta zona la mermelada y el embutido (pavo, jamón serrano, jamón york…), en un cajón que ya venía con el frigorífico.

IMG_20200610_173856-01

Los estantes inferiores, para los alimentos que requieren de más frío

Llegamos a la parte baja, donde hay que colocar los alimentos que necesitan temperaturas más frescas. Normalmente, las neveras traen en esa zona cajones para la fruta y la verdura. En nuestro caso como solo hay uno y no es recomensable almacenar la fruta junto con la verdura, aquí guaramos solo la verdura.

IMG_20200610_173925-01

El estante que está justo encima, lo destinamos a táperes de comida ya elaborada que vamos a consumir en breve o a productos ya abiertos (el tomate triturado, por ejemplo). Estos últimos se conservarían bien en las zonas superiores, pero por seguridad, prefiero guardarlos en una zona un poco más fría.

IMG_20200610_173900-01

Además, esta parte de la nevera es la adecuada para guardar la carne o el pescado fresco o el que está en proceso de descongelación. Recordad que lo recomendable es descongelar los alimentos dentro del frigorífico. Nuestra nevera trae un cajón específico para la carne y el pescado y por eso utilizamos ese espacio y no la balda inferior.

Como no cogían más huevos en la puerta, los hemos colocado aquí

Cómo organizar la nevera con cajas y cestos

Ya os he contado en otras entradas que soy muy fan de las cajas y los cestos para organizar todo en casa y en la nevera no podían faltar. No hace falta comprar ninguno específico, echa un vistazo por casa porque seguro que encontrarás alguno que te sirva. De esta forma, estará todo más ordenado y será más fácil localizar cualquier alimento.

Por ejemplo, nosotros tenemos esta caja de plástico de Ikea para la fruta. Es muy cómoda y práctica, porque al ser transparente deja ver todo el contenido que hay dentro.

IMG_20200610_174501-01

Este cesto (me lo regalaron hace años con productos de cosmética) lo he reutilizado para los tomates.

IMG_20200610_174320-01

Esta caja, también de Ikea, es muy versátil. La hemos tenido en la despensa y ahora en la nevera. En ella guardamos todos los paquetes de queso (en esta casa la mozarella no puede faltar nunca).

IMG_20200610_174333-01

Además, reutilizo las hueveras  de cartón para crear un espacio extra para los huevos (el que viene en el frigorífico se nos queda pequeño).

IMG_20200610_173740 (1)-01

Otro truco muy bueno es regular las baldas en función de lo que vayas a colocar en ellas. Nosotros hemos dejado la balda de las bebidas más estrecha y así hemos dado más espacio a la de los lácteos.

CÓMO ORGANIZAR LA NEVERA

No nos olvidemos del congelador

En el congelador también debe reinar el orden. Nosotros lo tenemos organizado de la siguiente manera:

  1. Destinamos el primer cajón a productos como pan, helados o hielos.
  2. El segundo es la mitad para la carne y la otra mitad para el pescado. Lo congelamos en paquetes con las raciones que vayamos a consumir y perfectamente etiquetados.
  3. Y en el tercero guardamos los táperes de comida (preferiblemente rectangulares para que ocupen menos espacio) o la fruta y la verdura que congelada.

 

Hasta aquí el post de cómo organizar la nevera. Espero que os haya resultado interesante . Cualquier aportación o mejora, estaré encantada de leeros en comentarios.

 

¡Hasta MAraMA!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *